Y ahora, ¿qué pasa con los contratos de arrendamiento?

Se ha publicado hoy en el BOE la Resolución de 22 de enero de 2019, del Congreso de los Diputados, por la que se ordena la publicación del Acuerdo de derogación del Real Decreto-ley 21/2018, de 14 de diciembre, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler.

¿Qué es lo que ha ocurrido?   Un Real Decreto-ley  debe ser ratificado por el Congreso en el plazo de un mes, y al no obtener su convalidación, queda derogado automáticamente.

¿Cuál es el panorama actual?

– El plazo mínimo de duración en los arrendamientos de vivienda es de TRES años + UNO de prórroga tácita. No distingue entre arrendador persona jurídica o física.
– Las garantías adicionales se pueden solicitar sin límite de cuantía.
– No hay que exigir el acuerdo de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación en las comunidades de propietarios, para limitar o condicionar la existencia de pisos turísticos en los edificios.
– Cuando el arrendador sea persona jurídica, el inquilino tendrá que pagar también los gastos de gestión inmobiliaria.
– No hay opción de suspender el procedimiento de desahucio  cuando afecte a hogares vulnerables, hasta que se adopten las medidas que los servicios sociales estimen oportunas por un plazo máximo de un mes, o de dos meses cuando el demandante sea persona jurídica.
– Sigue siendo obligatorio  liquidar  el impuesto de transmisiones patrimoniales en los arrendamientos de vivienda para uso estable y permanente.

¿Qué pasa con los contratos firmados entre  el 19 de diciembre de 2018 y 24 de enero de 2019?   A estos, se les aplicará  la norma vigente en esa fecha,  salvo modificación del contrato para adaptarlo a la normativa  actual y por tanto, reducir el tiempo legal mínimo. ¿Y es esto posible? En nuestra  opinión  podrían surgir discrepancias entre el arrendador y arrendatario al respecto, y habrá que esperar a la casuística, pues nos encontramos ante una situación un tanto particular.

No obstante, consideramos que esta vuelta de hoja, es positiva para el mercado del alquiler, pues  aquellos arrendadores que estaban reticentes a  poner en alquiler sus viviendas, seguramente se decidirán a ello tras la derogación de las medidas propuestas.

En este blog se ofrece una visión orientativa de los asuntos que se tratan, que no constituye una opinión profesional ni asesoramiento jurídico, por lo que declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Si desea recibir más información, póngase en contacto con nosotros en la dirección de correo info@picossi.com, para realizar un análisis especifico de la situación, que tenga en cuenta todas las circunstancias.

Autor: Montaña Rodríguez

 

Related Posts

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies