RESPONSABILIDAD PENAL DE SOCIEDADES: NUEVAS OBLIGACIONES PARA LOS ADMINISTRADORES

El pasado 1 de julio entró en vigor la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica el  Código Penal, cambiando de manera amplia el art. 31 bis del Código Penal.

Debido a la amplitud del artículo 31 bis y de las consecuencias que implica, en esta primera entrada haremos una introducción a la responsabilidad penal de las personas jurídicas – cualquier empresa, entidad o agrupación de personas que ostenten personalidad jurídica-.

El art. 31 bis del Código Penal, establece que las personas jurídicas, serán penalmente responsables por los delitos cometidos, en nombre o por cuenta de las mismas, y en su beneficio directo o indirecto, por:

– Sus representantes legales, administradores o cualquiera con facultades de organización y control dentro de la empresa.
– Sus trabajadores o subordinados, por no haberse ejercido sobre ellos los deberes de supervisión, vigilancia y control de su actividad.

Es decir, las personas jurídicas responden por no cuidar que sus miembros –ya sea administradores, socios o trabajadores- no realicen actividades delictivas en su beneficio.

No obstante, la norma también prevé cómo puede la persona jurídica exonerarse  de esta responsabilidad penal.

1. En los delitos cometidos por los administradores y directivos, la sociedad no responde siempre y cuando:

– Antes de la comisión del delito, el órgano de administración haya adoptado modelos de organización y gestión que incluyen las medidas de vigilancia y control idóneas para prevenir delitos  o reducir el riesgo de su comisión.
– Se haya implantado un órgano con poderes autónomos de iniciativa y control de los modelos de organización y prevención
– El delito se haya cometido eludiendo fraudulentamente estos modelos de organización y de prevención.
– No se haya producido una omisión o un ejercicio insuficiente de sus funciones de supervisión, vigilancia y control por parte del órgano encargado.

2. En los delitos cometidos por los subordinados, la sociedad no responde siempre y cuando, antes de la comisión del delito, el órgano de administración haya adoptado y ejecutado eficazmente modelos de organización y gestión que incluyen las medidas de vigilancia y control idóneas para prevenir delitos o reducir el riesgo de su comisión.

A TENER EN CUENTA: Las sociedades que presentan las Cuentas Anuales abreviadas, estas funciones de control sobre los modelos de organización y prevención las podrá realizar el órgano de administración. En las sociedades que presenten cuentas normales, deberá crearse un órgano que se dedique a supervisar y velar por el cumplimiento del Plan de Prevención de riesgos penales que debe aprobarse por las empresas. 

En definitiva, el objetivo de esta reforma parece ser que tanto los socios como los administradores de las empresas se involucren activamente en las labores de supervisión y control de las actividades de la empresa, para que se muevan en el marco de la legalidad vigente, bajo el riesgo de que la empresa sea sancionada por la actividad ilícita de alguno de sus miembros;  así como facilitar la investigaciones de delitos en el seno de la empresa. Puesto que, ante una posible sanción penal,  el socio puede acudir también a la vía civil para exigir la responsabilidad del órgano de administración por no haber actuado diligentemente a la hora de establecer estas medidas de prevención y control, obligación que se recoge en el art. 225.2, también reformado recientemente, de la Ley de Sociedades de Capital: Los administradores deberán tener la dedicación adecuada y adoptarán las medidas precisas para la buena dirección y el control de la sociedad. Es decir, aparece una nueva obligación para el órgano de administradores de sociedades, en aras de que ejerciten un mayor control en la vida diaria de la sociedad. 

En este blog se ofrece una visión orientativa de los asuntos que se tratan, que no constituye una opinión profesional ni asesoramiento jurídico, por lo que declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Si desea recibir más información, póngase en contacto con nosotros en la dirección de correo info@picossi.com, para realizar un análisis especifico de la situación, que tenga en cuenta todas las circunstancias.

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies