PÁGINA WEB CORPORATIVA EN LAS SOCIEDADES DE CAPITAL. ALGUNAS NOTAS SOBRE SU RÉGIMEN

En la actualidad, cada vez es más importante un buen posicionamiento de la empresa en Internet, y por ello, la mayoría de las empresas cuentan con página web; y si tiene página web para comunicarse con los clientes, ¿por qué no usarla también para comunicarse con los socios?

¿Qué es una página web corporativa? –>  Aquella web inscrita en el Registro Mercantil que cumple con las funciones intra y extra societarias mínimas que la Ley le atribuye en los actuales arts. 11 bis, 11 ter y 11 quáter de la Ley de Sociedades de Capital (Resol. DGRN 10/10/2012).

¿Es obligatorio tenerla? -> Únicamente para las sociedades cotizadas.

¿Quién puede crearla?–>  O bien los socios fundadores en la escritura de constitución, o bien mediante posterior acuerdo de la Junta General de Socios, de modificación de estatutos.

¿Es necesaria escritura pública? –> Solo si se va a indicar en los Estatutos Sociales o modificar los mismos, por ejemplo, para publicar las convocatorias las Juntas de socios.

¿Para qué puede usarse? –> Entre otros: 1) Para convocar las Juntas de socios, ahorrando el coste de realizar las comunicaciones fehacientes o las inserciones en el BORME y periódicos de la provincia.
2) Como medio de comunicación de la sociedad con los socios, -previa aceptación- por ejemplo, estableciéndose un área privada donde puedan descargarse gratuitamente documentos sociales (como la documentación contable para aprobar las Cuentas Anuales).
3) Para publicaciones relativas a modificaciones estructurales, como el proyecto de fusión.

¿Quién es responsable de la misma?  –>La sociedad debe garantizar la seguridad de la página web, la autenticidad de los documentos publicados en ella, y el acceso gratuito a la misma con posibilidad de descarga e impresión de lo insertado en ella
Por su parte, los administradores responden del mantenimiento de lo insertado durante el término exigido por la ley, y responderán solidariamente entre sí y con la sociedad frente a los socios, acreedores, trabajadores y terceros de los perjuicios causados por la interrupción temporal de acceso a esa página, salvo que la interrupción se deba a caso fortuito o de fuerza mayor.

¿En caso de discrepancia, a quién le corresponde la carga de la prueba?–> Los administradores deberán probar la fecha y el mantenimiento de lo insertado.  En caso de lesividad, deberán demostrar que el acto era completamente imprevisible o inevitable.
El demandante probará que se han incumplido los requisitos de la página web y el daño que ello ha producido (por ejemplo, acreditando interrupción temporal de la página).

En definitiva,  para que la web cumpla con las funciones de ser un vehículo de comunicación entre la sociedad y los socios, y con terceros,  debe ser segura y ofrecer garantías de la autenticidad de los documentos que se insertan en ellas; además de permitir un acceso permanente a la misma.

Por ello, es recomendable contratar la llevanza de la página web con especialistas externos.

En este blog se ofrece una visión orientativa de los asuntos que se tratan, que no constituye una opinión profesional ni asesoramiento jurídico, por lo que declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Si desea recibir más información, póngase en contacto con nosotros en la dirección de correo info@picossi.com, para realizar un análisis especifico de la situación, que tenga en cuenta todas las circunstancias.

Related Posts

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies