La representación del socio en la Junta General a través de medios que impliquen el uso de inteligencia artificial

La falta de una definición legal del concepto de representación puede suplirse indicando las tres características a las que responde. La primera es que el representante actúa en interés del representado; la segunda es que en dicha actuación, el representante se encuentra legitimado para hacerlo en nombre del representado; y por último, una que, aunque por obvia al ser objeto de análisis hay que citar necesariamente, y que es no coincidan en un mismo sujeto la cualidad de representante y representado.

Respecto a la forma en que actúa el representante en interés del representado, se diferencian dos tipos de representación. La representación directa es aquella que responde a la visión tradicional: el representante actúa en nombre y en favor del interés del representado. Por el contrario, la representación indirecta es aquella en la que el representante actúa en nombre propio pero en favor del representado.

En el derecho societario, tanto en sede de junta general, como al margen de la misma, no puede entenderse que exista una representación indirecta (siquiera refleja) del órgano de administración respecto a los socios, independientemente de que el órgano de administración busque el interés social, represente a la sociedad frente a terceros e incluso este obligado a asistir a las juntas generales de socios.

La representación que se puede encontrar en el ámbito societario, se articula en torno a la calificada como directa. El representante, debidamente autorizado, actúa en nombre del socio en la junta general. Se exige para ello, en cuanto a la legitimación del representante, que éste cuente con la debida autorización concedida por parte del representado en términos más estrictos en la sociedad limitada que en la sociedad anónima. Esto es acorde al carácter personalista de las sociedades limitadas que faltando (al menos teóricamente) en las sociedades anónimas, justifica que en este último tipo societario los propios administradores, las entidades depositarias de los títulos o las encargadas del registro de anotaciones en cuenta, soliciten la representación para sí o para otro, entendiéndose igualmente que existirá una “solicitud de publica representación” cuando una misma persona ostente la representación de más de tres accionistas.

Por lo tanto, se evidencia que conforme a la regulación específica que podemos encontrar en la Ley de Sociedades de Capital, y de la cual simplemente se han destacado dos cuestiones, la representación del socio en junta general se basa en la premisa de que  representante y representado  son dos sujetos diferentes, lo cual es una de las notas características de la representación, tal cual se ha dicho al inicio.

La visión tan nítida expuesta se distorsiona con el reconocimiento y uso de la participación de los socios en la junta general mediante medios telemáticos, en la medida que estos vienen estructurados o configurados por la sociedad (entiéndase su órgano de administración, normalmente) y en la que la presencia física del socio o su representante puede llegar a no existir.

Estos medios telemáticos de asistencia, participación y voto en las juntas generales es una vía que facilita el acceso de la inteligencia artificial en la vida societaria, permitiendo que programas informáticos desarrollen las tareas propias de la inteligencia humana del socio que razona y decide. El principal problema, y no sólo desde un plano teórico-conceptual, se encuentra en que esta intervención puede ser evidente pero también oculta. En tanto en cuanto no nos encontremos ante un simple medio de tomar una decisión sino un programa que lo hace por el propio socio conforme a unos criterios informados bien por el socio, bien por un tercero, así deberá entenderse que existe una actuación directa del socio o una representación directa (por un ente computacional que decide de forma autónoma).

Pero esta representación del tipo directa puede pasar desapercibida en cuanto no aparecería un tercero distinto al representado, si bien no sería el propio representado quien razonase y tomase la decisión. Sin carácter exhaustivo, y dejando al margen aquellas actuaciones que por su carácter oculto permitan escapar determinadas actuaciones de los controles legales (ejemplo la necesidad de pública representación), el propio socio podría no ser consciente de que no controla las que supone que son sus decisiones y, al margen de su calificación como intervención propia o representación directa, nos encontraríamos con un evidente vicio de la voluntad que no siempre se podría hacer valer frente a terceros.

Si ya en otros ámbitos del conocimiento se adelantó la relación entre la estructura del lenguaje y la estructura del pensamiento, y cómo la segunda puede quedar condicionada por la primera, basta pensar lo que puede suponer que la intervención del socio sea mediante sistemas que conlleven inteligencia artificial: el socio puede quedar en manos del órgano de administración que facilite estos medios, el programador que lo lleve a cabo, o directamente el propio sistema informático que decide y actúa por el socio. En definitiva, en estos supuestos no necesariamente se podrá equiparar la decisión del socio con el voto emitido en la junta general mediante estos sistemas que impliquen inteligencia artificial.

 

 

En este blog se ofrece una visión orientativa de los asuntos que se tratan, que no constituye una opinión profesional ni asesoramiento jurídico, por lo que declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Si desea recibir más información, póngase en contacto con nosotros en la dirección de correo info@picossi.com, para realizar un análisis especifico de la situación, que tenga en cuenta todas las circunstancias.

Autor: Carlos Vecino

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies