DEDUCCION AUTONÓMICA EN ANDALUCIA POR ALQUILER DE VIVIENDA HABITUAL. LA IMPORTANCIA DE DEPOSITAR LA FIANZA EN LA CONSEJERÍA DE FOMENTO Y VIVIENDA.

El alquiler de la vivienda se está convirtiendo en la única opción posible de los jóvenes de nuestra sociedad para salir del hogar familiar. El elevado coste de la vivienda nueva y las dificultades para encontrar financiación hacen que esta alternativa sea cada vez más común entre los jóvenes y los no tan jóvenes.

Para los inquilinos de viviendas arrendadas, y con domicilio fiscal en Andalucía, si cumplen ciertos requisitos, existe una deducción autonómica por alquiler de la vivienda habitual en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (I.R.P.F.).

En este artículo describiremos la deducción, sus requisitos y la importancia de cumplir cada uno de ellos, puesto que, la deducción autonómica  sigue vigente para los contratos que se firmen a partir de 1 de enero de 2015 (recordemos que la deducción estatal ha desparecido para los contratos que se firmen a partir de esa fecha).

La deducción consiste en una deducción en la cuota íntegra autonómica del 15% del importe anual satisfecho con un máximo de 500 euros, y los requisitos que establece la Junta de Andalucía para poder aplicarse dicha reducción son los siguientes:

 – Ser menor de 35 años.

 -Que la suma de la base imponible general y la suma de la base imponible del ahorro no supere los 19.000 euros en la declaración individual y los 24.000 euros en la declaración conjunta.

 -Que se acredite el depósito de la fianza en la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía.

 -Identificar al arrendador en la declaración de IRPF.

 Un problema muy común que se observa entre los contribuyentes que aplican dicha deducción es que no se aseguran que la fianza entregada al arrendador esté depositada en la Consejería de Fomento y Vivienda, y aunque sea obligatorio depositarla por el arrendador, hay muchos que no la depositan.

Ello provoca que muchos de los inquilinos de viviendas alquiladas posteriormente reciban de la AEAT una propuesta de liquidación por no cumplir dicho requisito.

Para evitar dicho problema, y lo que es más importante,  no perder derecho a la deducción autonómica, aconsejamos a los inquilinos que se aseguren siempre que la fianza ha sido depositada, incluso que incluyan clausulas en los contratos que obliguen al arrendador a depositar la fianza.

 

 

 

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies