Convocatoria de Junta General. Algunas notas sobre su validez según resoluciones recientes.

Aprovechando que se agota el plazo para convocar la Junta General Ordinaria (15 días de antelación a la celebración en la S.L. y 30 días, en la S.A.) de aprobación de las Cuentas Anuales, vamos a ver algunos ejemplos, a través de recientes Resoluciones de la Dirección General de los Registros y del Notariado (en adelante, DGRN) de las ocasiones en que una convocatoria puede ser válida o no.

Hay que recordar que la reforma de la Ley de Sociedades de Capital (en adelante, LSC) por la Ley 31/2014, redujo los defectos formales de convocatoria que permitían instar la nulidad de la convocatoria.

Tomando como referencia el artículo 204.3 LSC, según el cual no procede la impugnación de acuerdos sociales por la infracción de requisitos meramente procedimentales establecidos por la Ley, los estatutos o los reglamentos de la junta y  del consejo, para la convocatoria o la constitución del órgano o para la adopción del acuerdo, salvo que se trate de una infracción relativa a la forma y plazo previo de la convocatoria, y por ende, a la Junta que se celebre en virtud de la misma, pasamos a exponer algunos ejemplos:

1.- Autoría de la convocatoria

– Administradores Mancomunados: No es válida la convocatoria hecha solo por dos de los tres administradores mancomunados, aunque los estatutos concedan el ejercicio del poder de representación por dos de los administradores conjuntos; ello sirve en las relaciones externas de la sociedad, pero no para el funcionamiento interno a cuyo ámbito pertenece, entre otros, la convocatoria de la Junta (Resolución de DGRN de 27-07-2015).

– Consejo de Administración: Es válida la convocatoria realizada por dos de los tres consejeros, habiendo dimitido el tercero. Hay que preservar, en la medida de lo posible, la capacidad de funcionamiento del consejo de una forma ágil incluso cuando se dan circunstancias especiales para evitar situaciones de estrangulamiento que pueden desembocar, en los supuestos más graves, en la existencia de causa de disolución. (Resolución de DGRN de 14-03-2016).

NOTA ->  Con la modificación del art. 171 LSC por la Ley 15/2015 de la Jurisdicción voluntaria, se ha superado esta dificultad: En caso de muerte o de cese del administrador único, de todos los administradores solidarios, de alguno de los administradores mancomunados, o de la mayoría de los miembros del consejo de administración, sin que existan suplentes, cualquier socio podrá solicitar del Secretario judicial y del Registrador mercantil del domicilio social la convocatoria de junta general para el nombramiento de los administradores. Además, cualquiera de los administradores que permanezcan en el ejercicio del cargo podrá convocar la junta general con ese único objeto.

– Cargo caducado: Es válida la convocatoria por el órgano de administración recientemente caducado, no siendo aplicable  dicho criterio cuando dicho plazo ha transcurrido con creces (Resolución de DGRN de 04-02-2015).

– Cargo no inscrito: Es válida la convocatoria efectuada por quien afirma ser administrador con cargo vigente sin que dicha circunstancia resulte de los asientos registrales, puesto que el nombramiento de los administradores surte sus efectos desde el momento de la aceptación; si bien debe regularizarse el contenido registral (Resolución de DGRN de 04-09-15).

 2.- Forma de la convocatoria

– No es válida la convocatoria en la que se empleen medios privados de convocatoria, sin que haya quedado acreditada la fecha y la forma en que ha sido realizada, pues dichos datos son necesarios para que el registrador pueda calificar la regularidad de dicha convocatoria, al comprobar por la fecha que la misma se ha realizado con la antelación debida, y por la forma que ha sido realizada por los medios estatutariamente establecidos. (Resolución de DGRN de 09-09-2015).

– Es válida la convocatoria efectuada por correo electrónico  si se establece como medio alternativo en los estatutos y el socio reconoce haberlo recibido con el contenido objeto de comunicación, de suerte que cabe concluir que se han cumplido las garantías de información que sobre la convocatoria se pretende asegurar por las referidas normas legales y estatutarias, sin que a esta conclusión pueda oponerse el hecho de que el socio destinatario de dicha comunicación alegue su irregularidad por no haberse realizado mediante firma electrónica (Resolución de DGRN de 13-01-2015).

– No es válida la convocatoria efectuada sin seguir estrictamente lo que se establece en los estatutos, sin que quepa la posibilidad de acudir válida y eficazmente a cualquier otro sistema, aunque sea una convocatoria judicial. Si en los estatutos sociales se establece un modo específico de convocatoria, no puede entenderse correcta ni válida la convocatoria realizada mediante publicaciones en el «Boletín Oficial del Registro Mercantil» y un periódico (Resolución de DGRN de 27-01-2016).

– Es válida la convocatoria que  en el anuncio se menciona el derecho a obtener la debida información pero hay omisión de la expresión de tener derecho “al envío gratuito”, pues el derecho de información viene recogido en los anuncios de convocatoria donde se expresa con suficiente claridad el contenido de la modificación y el artículo que debía modificarse  y la omisión de uno de los medios de hacer efectivo este derecho no implica  «per se» una privación del mismo pues, el anuncio tiene un carácter meramente funcional al ser el derecho de información de atribución legal (Resolución de DGRN de 29-09-2015).

En definitiva, parece que la argumentación predominante de la DGRN es tener en cuenta la conveniencia de mantener la validez de los actos jurídicos, en la medida en que no lesionen ningún interés legítimo, así como la necesidad de facilitar la fluidez del tráfico jurídico, evitando la reiteración de trámites y costes innecesarios, como son volver a activar todo el mecanismo para la celebración de la Junta, que no proporcionen garantías adicionales.

En este blog se ofrece una visión orientativa de los asuntos que se tratan, que no constituye una opinión profesional ni asesoramiento jurídico, por lo que declinamos cualquier responsabilidad sobre decisiones que puedan adoptarse basadas exclusivamente en su contenido. Si desea recibir más información, póngase en contacto con nosotros en la dirección de correo info@picossi.com , para realizar un análisis especifico de la situación, que tenga en cuenta todas las circunstancias.

 

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies